LA NUEVA ESPAÑA DE ASTURIAS

Celebrando el Día Internacional del Yoga en Las Caldas, Oviedo, Asturias, organizado por Yoga Journal

Incluye reportaje en el periódico y video sobre el proyecto de yoga para jueces.

José María Márquez, letrado del Tribunal de Cuentas, muestra en Las Caldas las técnicas de relajación que imparte a 2.000 magistrados.

El maestro Gopala impartió ayer en Las Caldas una clase magistral de yoga para celebrar el Día Internacional de esta tradicional disciplina hindú. Su taller fue uno de los más concurridos de la jornada al tratarse de un discípulo directo de la leyenda india Swami Vishnudevananda. Para resolver dudas sobre cómo hacer la postura de la Media Luna o la de la Grulla, unos le llaman Gopala y otros Chema. Y es que este yogui con más de cuarenta años de experiencia es José María Márquez, gerente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y letrado del Tribunal de Cuentas. Eso sí, él matiza: “No hay una dualidad en mí. Sólo soy una persona que disfruta de la vida y transmite conocimientos”. Gopala enseña yoga a un grupo de más de 2.000 jueces de España (de los 5.500 existentes) gracias a un programa único en el mundo con el objetivo de facilitar la resolución de conflictos al practicar técnicas de relajación. Lo que no dice es quiénes están en la lista. “No puedo dar nombres, pero trabajan muy duro diariamente”.

Unos 250 yoguis de media España participaron en una jornada repleta de actividades de la mañana a la tarde en el hotel Las Caldas Villa Termal. Entre ellos había caras conocidas como los actores Silvia Marty (conocida por su papel en “UPA Dance”), Víctor Palmero (“La que se avecina”) o Jan Cornet (mejor actor revelación en los Goya de 2012 por su personaje en “La piel que habito”). Primero practicaron el protocolo común de yoga en el hotel, pero luego salieron al jardín para aprovechar la buena temperatura. Antes, el edil de Deportes, Fernando Villacampa, y la responsable del departamento de Cultura y Política de la Embajada de India en España, Sneha Bahuguna, inauguraron oficialmente el programa de actividades.

Sus inicios

Gopala guió a los yoguis por el camino del bienestar físico y mental advirtiendo previamente que -pese a que los jercicios eran suaves- si alguien padecía alguna pequeña dolencia, era mejor que parase en caso de necesitarlo.

Cuando el gerente del Consejo del Poder Judicial dijo “Buenos días. Namasté”, se hizo el silencio en el complejo hotelero de Las Caldas. Sólo se oían sus indicaciones y música relajante.

José María Márquez cayó rendido al mundo del yoga a los 17 años. “Leí por casualidad un libro de Swami Vishnudevananda y me gustó tanto la energía que desprendía, que decidí conocerle algún día y practicar en casa”. Cumplió su sueño en 1976 y poco a poco fue mejorando sus habilidades hasta convertirse en maestro y fiel seguidor de las enseñanzas de Swami. “Él decía que un gramo de práctica es más importante que una tonelada de teoría”. Desde entonces, aplica el yoga a su trabajo y ayuda a los demás, como su grupo de jueces, “a entender las necesidades de su cuerpo y mente no sólo cuando están en el tapiz, sino también en el día a día para relacionarse con el Universo”.

Ver galeria

«El silencio es la lengua del corazón
El silencio es la lengua del sabio
La paz es silencio»

Jose Maria Marquez, Gopala

Traducir pagina »