Yoga para Jueces

El yoga no tiene fronteras. Puede practicarse en cualquier entorno de la vida. También en el profesional y en concreto al de las personas que trabajan, preferentemente sentados, delante de un ordenador, durante muchas horas cada día y sometidos a tensión, por las importantes decisiones que han de tomar.

Gopala es creador, responsable y profesor, en el Consejo General del Poder Judicial, de un programa de formación y de prevención de riesgos laborales para los miembros de la carrera judicial, para los jueces de la Escuela Judicial y para los altos cargos y el personal al servicio del Consejo.

El programa incluye un canal de salud laboral donde se presentan, de una manera práctica, los mecanismos para controlar el estrés profesional, según la tradición del yoga. Con abundante material gráfico y videos profesionales de los ejercicios de técnicas de relajación, respiración y asanas en el trabajo, de ergonomía laboral y anatomía postural que se realizan en los cursos presenciales y on line, que se llevan a cabo para los jueces de España.

Por estos cursos han pasado a lo largo de los últimos años, más de 2.200 miembros de la carrera judicial, además de fiscales y letrados de la Administración de Justicia.

El programa se ha desarrollado, a los largo de estos años, con la colaboración de tres profesoras de yoga, formadas en el linaje Sivananda. Excelentes. Nadapriya y Yashoda en sus primeras fases y Gopika en la actualidad. Una parte importante del éxito del programa es de ellas.

Los talleres se han impartido también en despachos internacionales de abogados y en otras administraciones públicas.

El aprendizaje de técnicas de relajación y la adquisición de habilidades de autocontrol, permiten conseguir un alto grado de concentración, aun en medio de situaciones de tensión y estrés. Y todo ello mediante sencillos ejercicios tanto de relajación, como de respiración, pranayama, que evitan la fatiga en el trabajo y permiten una alineación de la espalda, una mejora postural, una mejoría en el rendimiento del sistema respiratorio y una prevención y control de la fatiga y del estrés.

Los cursos se basan en los siguientes principios:

-La relajación consciente del cuerpo y de la mente nos permite descansar de las cargas de trabajo en unos minutos.

-La columna es el eje de nuestro cuerpo. Asanas de flexión, extensión, torsión e inclinación de las vértebras, en silla y de pie, mejoran su flexibilidad.

-La fatiga de la vista y la tensión del cuello pueden mejorar. Ejercicios sencillos optimizan nuestra vista, descansan nuestros ojos y permiten que perdamos la sensación de pesadez en el cuello y la tensión en los músculos faciales.

-Ejercitando hombros y omóplatos evitamos las contracturas musculares, muy comunes en esta parte del cuerpo, que se carga cuando permanecemos muchas horas delante de los ordenadores.

-Los ejercicios para brazos mejoran la circulación de la sangre, la atención y la concentración tras el movimiento.

-Las manos trabajan todo el día. Merecen que les dediquemos unos minutos para que sigan funcionando sin tensión. Los mudras son posiciones de las manos que nos cargan de energía y mejoran nuestra concentración. Pueden practicarse, sin dificultad, un par de veces en la jornada laboral.

-Cuando permanecemos mucho tiempo en las sillas nuestras piernas se fatigan. Con ejercicios de caderas, rodillas, tobillos y pies se activan de nuevo.

-La silla no solo sirve para sentarse. Los asanas con apoyo de una silla tienen una gran utilidad para nuestra salud y mejoran nuestra capacidad de estiramiento y concentración. Una forma excelente de mejorar el equilibrio.

-Siempre tenemos una pared cerca. Su uso para ejercitar, activar y estirar nuestra columna vertebral es sencillo y sorprendente.

-El saludo al sol, surya namaskar, es uno de los ejercicios clásicos en el yoga. Combina extensiones, tracciones y flexiones de nuestra columna, coordinados con la respiración.  Lo mostramos en una variante adaptada a la silla de trabajo.

-Las visualizaciones permiten una mejora de la atención y de la concentración de la mente.

-Respirando rítmica y pausadamente se ajustan los desequilibrios del sistema nervioso y se consigue calma. Es muy sencillo aprender ejercicios básicos de respiración que pueden realizarse en una silla y en cualquier momento.

Aquí puedes ver algunos de los ejercicios que incluyen asanas, pranayamas y ejercicios adaptados de la tradición de Yoga Sivananda, por Gopala

No siempre hay porqués entendibles y decisiones premeditadas en nuestras vidas. Es mejor fluir. Uno no debe trabajar en lo que le gusta, sino gustarle aquello en lo trabaja.

De auditor público en entidades superiores de control externo del gasto público (Tribunal de Cuentas de España y Tribunal de Cuentas de la Unión Europea) a gestor en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Pasé de ser un auditor público a un gestor en el mundo judicial. Siempre en lo público.

Es muy exigente, sugerente e inspirador trabajar con magistrados.

Es un colectivo muy cualificado técnicamente y del que se aprende de forma constante.

La vida laboral sería más plena si se universalizase el tener más conciencia en lo que hacemos. No nos encontraríamos con compartimentos estancos: El trabajo aceite y el “no trabajo” agua. Deben ser como leche y agua que se mezclan sin resistencia: Sólo hay una Vida, no una laboral, una de ocio y una familiar. Debemos respirar, encontrar nuestra relajación física y mental, comer, aprender de nuestro cuerpo y trasformar nuestros pensamientos de angustia y en calma positivizando cada uno de ellos no sólo fuera de la oficina, sino dentro de ella.

Eso es lo que me enseñaron mis Maestros y ahora comparto en el mundo judicial.

Traducir pagina »